Un paso crucial en la consolidación de nuestra independencia y autonomía como nación fue el establecimiento y división de los tres poderes públicos, esto quedó asentado en el Acta Constitutiva de la Federación Mexicana, promulgada por el Congreso Constituyente un 31 de enero de 1824, acontecimiento que fue recordado este día en sesión solemne del Congreso de Jalisco en la que participó el Presidente Daniel Espinosa Licón.