El Presidente Daniel Espinosa Licón recibió este día, en el Palacio de Justicia, la visita de Amalia Rivera García, quien fuera su maestra de primaria y una inspiración para su carrera.

El titular del Supremo Tribunal de Justicia recordó, cuando estaba en 5to grado, ella fue quien le entregó su primer reconocimiento, con un diploma de aprovechamiento, lo cual lo motivó a siempre buscar la excelencia académica.

Con su profesora en mente y a manera de aprecio a la labor docente, en mayo se instauró en el  STJEJ la entrega de reconocimientos a educadores y educadoras que dejaron huella entre las magistradas y magistrados.

Por motivos de salud, la Maestra Amalia no pudo asistir a la sesión del Pleno y se entregó en manos a su hijo, Jorge Velázquez; ahora, Espinosa Licón tuvo la oportunidad de expresar en persona su agradecimiento.